Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Finanzas Personales

 Editor de contenido ‭[1]‬

​​​

Artículos de interés - Finanzas Personales​​

​​

julio 13
Mitos sobre el ahorro

Es bien sabido que el ahorro es la mejor forma de asegurar el futuro, de evitar deudas, de poder comprar cosas que de otra manera serían imposibles de conseguir y de contar con un fondo para emergencias sin tener que sacrificar los gastos prioritarios. Sin embargo, está rodeado de muchos mitos, temores y falsas creencias. Acá explicaremos algunos de estos mitos:

El ahorro es para gente con mucho dinero

Esta creencia se sustenta en que la gente con pocos ingresos apenas tiene para suplir sus necesidades básicas y no les queda para ahorrar, sin embargo con disciplina y planeación financiera cualquiera puede ahorrar.

Lo más importante es saber cuánto se tiene, cuánto se gasta en necesidades básicas y cuánto en gastos no necesarios, al hacer este balance se pueden recortar egresos, cambiar costumbres que permitan usar mejor el dinero y dejar algo de excedente para ahorrar.

El dinero está mejor en la casa

Ahorrar con el dinero debajo del colchón no es método seguro. Primero, mantener el dinero en efectivo en la casa lo vuelve propenso a problemas como robos, daños por agua o fuego o a que se pierda en un trasteo, además el dinero se deprecia con el paso del tiempo haciéndolo perder valor. Además tenerlo a la mano aumenta la tentación de gastarlo.

El dinero en manos de una entidad financiera o en vehículos de inversión como bancos o fondos de ahorros está mucho más seguro, se deprecia menos, permite tener un mejor registro del mismo e incluso puede generar intereses.

La gente que ahorra es infeliz porque no puede darse gustos

Ahorrar no consiste en privarse de comprar, consiste en saber comprar de forma más inteligente y evitando gastos innecesarios.

Una buena planeación financiera permite cubrir las necesidades básicas, pagar deudas, destinar una parte al ahorro e incluso dejar una parte para algunos lujos. Además, el ahorro permite adquirir gustos mayores en el futuro, en vez de gastar mucho en una fiesta, ahorrar ese dinero permitirá que se convierta en un viaje al exterior con fiesta incluida.

Las tarjetas de crédito son algo como un ahorro postpago

Las tarjetas de crédito hacen que las personas se sientan con más dinero del que realmente tienen, por eso compran cosas y el pago a cuotas hace que sea más fácil pagarlo, dando la falsa imagen de estar ahorrando. Las tarjetas, así como todos los créditos, generan intereses y el usuario termina pagando mucho más del valor real de la compra.

Es posible que pagar a cuotas permita no sentir el impacto de la deuda, pero si esos intereses se dedicaran al ahorro igualmente no se sentirían y al cabo de un tiempo se convertirían en dinero en efectivo que se puede usar en otras cosas.

Sólo es posible ahorrar en un banco

Aunque los bancos son la principal forma de ahorro, también hay otro tipo de empresas como administradores de fondos, empresas de pensiones o cooperativas que permiten guardar el dinero e incluso generar intereses.

Comprar cosas en oferta es una gran forma de ahorrar

Es cierto que un producto rebajado sirve para gastar menos, pero sólo cuando ese producto se compra por necesidad, como alimentos o productos de aseo. En muchas ocasiones las ofertas no representan ahorro porque se convierten en gastos no planeados que se vuelven muy atractivos por su bajo precio, pero realmente no hay ahorro alguno, es una salida de capital no planeada que incluso puede convertirse en una deuda.

Ahorrar poco no sirve de nada

Todo ahorro es útil, incluso las monedas que quedan de las vueltas del bus. Este ahorro pequeño puede demorarse más en dar frutos, pero es seguro que los dará cuando se rompa la alcancía y todas esas monedas se puedan convertir en un nuevo par de zapatos, una cena con la pareja o el respaldo necesario en una emergencia.

Si no puedo disponer del ahorro cuando quiero, no es ahorro sino un gasto inútil

Un ahorro programado, un depósito a término fijo (CDT) o el ahorro en pensiones son para muchas personas, asuntos inútiles porque no se puede disponer del dinero cuando se quiera, pero este tipo de cuentas permiten tener un recurso fijo en el futuro, además generan más intereses que una cuenta bancaria normal y evitan la tentación del gasto al tener el efectivo siempre disponible.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.