Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Élite

 Editor de contenido ‭[1]‬

​​ Artículos de interés - Élite ​


septiembre 21
Claves para evitar quiebras personales / Tips de inversión

  • Hacer planes a futuro para lograr los objetivos propuestos, es una actividad sana que todas las personas, que tienen ingresos, deben seguir.
  • Hay factores que impiden que muchos planes puedan hacerse realidad por ejemplo la no planificación financiera.
  • Una quiebra se presenta porque sus ingresos superaron sus egresos, y las deudas ya no se pueden pagar.

Una persona no entra en quiebra de la noche a la mañana, sino que es el resultado de un mal manejo financiero, el cual se viene fraguando desde hace algunos años, pues puede haber adquirido malos hábitos financieros y ha postergado sus ahorros para tener unas finanzas sanas.

“Básicamente el evitar una quiebra personal se equipara con evadir una quiebra empresarial, es decir, que los gastos sean controlados y que la propia operación personal, la generación de ingresos, sea suficiente para cubrir los gastos”, asegura Manuel Felipe García, VP de Wealth Management de Old Mutual.

Esto implica tener los gastos controlados, hacer presupuestos para ver dónde se están destinando recursos, y llegado el momento, refinanciar deudas, buscar acuerdos con las personas o entidades a las que se les debe, entre otras opciones que hay en el mercado.

Por eso, las personas tienen, por un lado, la opción de aprender a manejar sus finanzas y ser prósperos o por otro lado, continuar viviendo el día a día, soñando y esperando a tener un golpe de suerte. Son decisiones que se toman desde que se empieza a tener el manejo financiero de sus recursos.

Aunque la edad no es un factor determinante en las quiebras de las personas, Manuel Felipe García de Old Mutual, cree que si la persona es mayor, es más riesgosa una quiebra, pues el tiempo de recuperación es mucho menor.

Algunos tips

El especialista de Old Mutual entrega unos tips sobre cómo evitar una quiebra o bancarrota.

  • Llevar un presupuesto mensual
  • Controlar gastos
  • Ahorrar para épocas de vacas flacas
  • No generar gastos más allá de las posibilidades
  • Poner los recursos en diferentes cuentas o inversiones, con eso la tentación de gastárselos todos al tiempo disminuye
  • Y ahorrar: es la única forma que el mundo ha conocido hace mucho tiempo para ser ordenado y evitar las quiebras. Casi nadie con una de reserva se quiebra.
  • Se deben tener los gastos controlados, hacer presupuestos y llegado el momento, refinanciar deudas.
  • Es importante saber que una persona no entra en quiebra de la noche a la mañana; es el resultado de un mal manejo financiero.
  • La edad en que más obligaciones se adquieren, oscila entre los 30 y los 50 años, que es el lapso de tiempo en donde se empieza a construir una familia
  • Ahorrar es la única forma que el mundo ha conocido hace mucho tiempo para ser ordenado y evitar las quiebras. Casi nadie con una de reserva se quiebra.
septiembre 01
El momento de diversificar y darle un giro a las inversiones

En un mundo en el que las inversiones conservadoras o de corto plazo quizá rentarán muy poco debido a las bajas tasas de interés y de inflación, diversificar con inversiones más riesgosas, de manera limitada, pero con mayor potencial de retorno, puede ser una estrategia ganadora.

Se puede elegir entre una gran variedad de opciones que le permitan al inversionista maximizar sus recursos. Bonos, títulos de renta fija, acciones o productos estructurados en diferentes monedas y a diferentes plazos, pueden cumplir los objetivos trazados.

Existen productos fiduciarios como las carteras colectivas que también son una opción para ahorrar y disponer del dinero, adicional a los instrumentos financieros tradicionales; con liquidez diaria, sin plazos mínimos de permanencia, ni cobros por retiro; seguridad y facilidad en transacciones por medios electrónicos, entre otras características que lo convierten en una alternativa de inversión para personas naturales y jurídicas.

Adquirir disciplina y desarrollar hábitos frente al tema del ahorro y la inversión, acompañado de una buena asesoría, son claves en el logro de objetivos, además permite tomar conciencia de las necesidades económicas y determinar la estrategia más adecuada para alcanzar las metas propuestas y la seguridad financiera deseada.

agosto 16
Principios sobre la gestión estratégica del patrimonio

  • Stuart E. Lucas*, escribió el libro “El patrimonio, Acumúlelo, protéjalo, gástelo y compártalo”, en el cual resume en 8 los principios básicos para para proteger los activos familiares y hacerlos crecer.

E.A. Stuart estableció la Pacific Coast Condensed Milk Company en 1899, la cual se convirtió en la Carnation Company, una de las principales fábricas de alimentos del mundo. Luego, en 1985, Nestlé adquirió Carnation por unos 3.000 millones de dólares y la familia de Stuart E. Lucas, que era propietaria de casi el 30% de la empresa, repentinamente recibió 1.000 millones de dólares en efectivo, pero ellos no estaban preparados para administrar esta suma de dinero.

En principio buscaron asesoría financiera, sin embargo, una mala gestión de las finanzas obligó a Stuart E. Lucas y su familia a tomar las tiendas de su fortuna y empezaron a controlar la gestión de su patrimonio a largo plazo.

Decidieron definir su propia estrategia para gestionar su riqueza y para ello, nombraron a un “estratega de patrimonio,” es decir, un individuo o equipo que asuma el trabajo de evaluar la labor de los asesores financieros para asegurar que sus actividades contribuyan a la estrategia de gestión de patrimonio de la familia.

Para los Lucas, gestionar el patrimonio con espíritu empresarial implica que se debe conseguir el balance correcto entre riesgo, preservación de la riqueza y liderazgo familiar. Ello asegurará que la familia pueda enfrentarse con éxito a cualquier factor que amenace la prosperidad económica y armonía familiar.

A raíz de su propia experiencia, Lucas definió 8 lineamientos que pueden ser útiles, inclusive si no se amasa una gran fortuna como la de esta familia norteamericana.

  • “Hágase cargo y hágalo temprano” – Determine los valores que guiarán la gestión del patrimonio familiar, conocer la situación financiera, trazar metas y visualizar una estrategia a largo plazo.

  • “Haga coincidir los intereses de la familia y el negocio en torno a metas y estrategias que generen riqueza”. Alinear los intereses del negocio con los de la familia contribuye a garantizar que cualquier asesor financiero contratado trabaje para mejorar el objetivo común de la familia.

  • “Desarrolle una cultura de responsabilidad” – Defina cuidadosamente las responsabilidades del estratega del patrimonio. Establezca medidas para guiar y evaluar su desempeño.

  • “Saque provecho de todos los recursos de la familia” – Combinar todos los recursos del grupo familiar permite acceder a oportunidades de inversión que serían inalcanzables si se administra el dinero en montos más pequeños.

  • “Delegue, faculte y respete la independencia” – Insista en que los parientes más jóvenes acepten oportunidades de crecimiento fuera del entorno familiar, de manera que sean independientes y puedan aportar valor a la familia a través de lo que logren y aprendan. Debe proponer expectativas, estrategias y objetivos claros, pero sin caer en la microgestión.

  • “Diversifique la inversión, pero con un enfoque claro” – Las fortunas familiares suelen empezar como un único negocio, pero este grado de concentración supone grandes riesgos, por lo que es muy importante diversificar el patrimonio.

  • “Conviene más lo elemental, siempre que sea posible” – Mantenga una estrategia sencilla que facilite la comprensión de sus fortalezas y debilidades.

  • “Desarrolle futuros líderes familiares que tengan sólidas aptitudes para la gestión del patrimonio” – Busque un enfoque multigeneracional a la administración de la riqueza. Entrenar y capacitar a sus sucesores tomará tiempo y esfuerzo. Cualquiera que entre en el negocio familiar debe haber acumulado al menos 10 años de éxitos en otras áreas, para que pueda aportar algo de valor a la empresa familiar.


Según el autor, la administración de su patrimonio es, o debería ser, una actividad empresarial. Requiere la ponderación de varios aspectos; crecimiento, obligaciones fiscales, riesgo y otros. Las actividades filantrópicas deben formar parte del plan de gestión patrimonial de una familia adinerada. Una gestión prudente y transparente puede ayudar a lograr cualquier objetivo de inversión de la familia.

julio 13
Ocho aspectos claves -recomendaciones- para inversionistas en tiempos inciertos

  • Un plan financiero sólido ayuda a fomentar la confianza, independientemente de lo que el mercado esté haciendo. Su plan financiero debe adaptarse a sus necesidades financieras particulares y a su perfil de riesgo. Debe incluir sus objetivos, situación actual y las disposiciones necesarias para el futuro. Es importante revisar este plan regularmente con la ayuda de un asesor financiero.

  • Una cartera diversificada ayudará a manejar su riesgo. Un plan financiero sólido incluye una cartera equilibrada de inversiones con acciones, bonos, efectivo y propiedades, e inversiones en los mercados locales e internacionales. Combinar una gama de diferentes clases de activos es importante para asegurar no tener “los huevos en la misma canasta”. El resultado puede traducirse en un menor nivel de riesgo global, sin dejar de disfrutar la exposición a los altos retornos.

  • Maneje todas sus inversiones como un conjunto. En cualquier cartera diversificada siempre habrá momentos en los que una clase de activo supera a otro. Una propiedad puede aumentar a medida que las acciones bajan. Las inversiones internacionales pueden prosperar cuando los mercados locales caen. Es el rendimiento total a largo plazo lo que importa.

  • Nadie sabe con certeza cuándo van a subir o bajar los mercados. Por ello, es importante usar el tiempo a su favor. Cuanto antes comience a invertir, y cuanto más tiempo invierta, más probabilidades tendrá en recibir buenos retornos, independientemente los altibajos en el camino.

  • La inversión en efectivo puede parecer una apuesta segura, especialmente cuando los mercados son volátiles. Pero puede conllevar a una menor rentabilidad a largo plazo. Generalmente, cada inversor necesita al menos una parte de sus fondos en inversiones líquidas en caso de una emergencia.

  • Al invertir regularmente en el largo plazo, se obtiene, por lo general, un mejor rendimiento. Si su objetivo es la construcción de un capital a largo plazo, es mejor no tener en cuenta las fluctuaciones de rendimiento a corto plazo y centrarse en sus metas a largo plazo. Muchos inversionistas con experiencia invierten a través de los altibajos en el mercado, a sabiendas que, cuando las acciones se vuelven más baratas, mayor es la ganancia potencial al recuperarse el mercado.

  • Invierta su dinero con empresas confiables, de trayectoria y experiencia en el manejo de riesgo y volatilidades del mercado, así como, con estructura de inversiones que satisfagan las necesidades y objetivos de inversión.

  • Las circunstancias y necesidades de cada persona son diferentes. La respuesta correcta para su vecino podría no ser la más adecuada para usted. Asesórese de un experto en planeación financiera que le ayudará a pensar en lo que quiere lograr, y la mejor manera posible para lograrlo.
junio 08
Decisiones emocionales en mercados volátiles

La mayoría de las teorías económicas están basadas en el supuesto que los individuos actúan de manera racional y consideran toda la información disponible al momento de tomar decisiones. Sin embargo, estudios especializados en psicología del inversionista, arrojan datos que explican como las emociones afectan las decisiones al momento invertir.

El campo de la psicología del comportamiento, explica por qué el inversionista gasta e invierte sus recursos de la manera en que lo hace, y por qué decide como decide.

Por lo general las personas tienden actuar frente a sus inversiones bajo una perspectiva más emocional que racional. El entorno desempeña un papel fundamental, en la medida en que puede llegar a alterar los sentidos del inversionista en algunas ocasiones, y así, propiciar que tome decisiones imprudentes.

Cuando el valor de los instrumentos financieros en los que ha invertido una persona baja, la reacción más común es sentir miedo y salir del mercado, esperando que la coyuntura mejore.

La minoría, en realidad hace lo opuesto, y de manera deliberada e hiperactiva toma ventaja en la situación para comprar a precios bajos. Las emociones que llevan a tomar decisiones basadas en el impulso y el pánico de los demás, pueden habitar en lo más profundo del subconsciente, haciendo que haya conciencia que la clave del éxito podría ser precisamente no seguir a la masa.

Así como los mercados de capitales tienen sus ciclos, las emociones también. Lo más común es que los ciclos de las emociones coincidan con los ciclos de los mercados. Según estudios, las emociones más frecuentes y consecuentes con los ciclos de los mercados son el miedo y la avaricia; y son precisamente estas emociones las que hacen que cualquier situación puntual del mercado se magnifique.

Para evitar que llegue el pánico, es importante comprender que el valor de los instrumentos financieros sube y baja, respondiendo a la naturaleza los mercados. Por lo general las personas deciden invertir cuando la fase del mercado se encuentra cerca del tope de crecimiento (y tienen la convicción de que la situación continuará en el boom), sin embargo, el mercado comienza al caer, como es su naturaleza.

El miedo alcanza su punto máximo cuando se convierte en pánico por perderlo todo. Es aquí donde los inversionistas deciden vender la totalidad de sus activos, o retirar su capital de inversión. Cuando esto ocurre, la demanda disminuye y los precios de los instrumentos financieros decrecen de manera importante.

Con el tiempo, el mercado en general recuperar la confianza, la fuerza, el impulso surge de nuevo y los precios vuelven a subir. Aquellos que permanecieron y fueron más fuertes que sus emociones mientras el ambiente estaba lleno de pesimismo, ganaron.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es el hecho de que la rentabilidad esperada sobre la inversión está directamente relacionada con el nivel de riesgo que el inversionista esté dispuesto a asumir. Es decir, una persona no puede esperar retornos altos asumiendo un riesgo muy bajo. Esa premisa deben ser claras al momento de elegir la estrategia inversión, precisamente para garantizar que la persona sepa con exactitud cómo está compuesto su portafolio, cómo se han comportado los instrumentos financieros en el tiempo, así como también qué movimientos del mercado podrían afectar eventualmente el capital, teniendo en cuenta que los mercados son volátiles por naturaleza.

En conclusión, para tomar las acciones más convenientes con respecto a sus inversiones, es fundamental procurar disminuir la influencia e impacto de las emociones. Tomar una posición más racional y escuchar a su asesor, puede significar que sus ganancias en el futuro sean mayores que las pérdidas producidas por la coyuntura. El tiempo es su mejor aliado.

mayo 13
Tips para proteger el Patrimonio Financiero

  • El desarrollo de un plan financiero integral exige la implementación de un programa de gerenciamiento de aquellos riesgos que pueden amenazar la integralidad del patrimonio financiero de una persona.

  • La invulnerabilidad de los activos depende, cada vez más, del vehículo y jurisdicción que seleccione para la gestión del patrimonio.

  • Teniendo en cuenta la situación económica global actual, muchas veces se hace necesario contar con una correcta planificación fiscal.

  • Existe una gran variedad de alternativas que permite que cada inversionista cuente con una solución a la medida de sus necesidades y posibilidades.

  • El Risk Management es el proceso que tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a entender, evaluar y tomar medidas en todos sus riesgos con el fin de aumentar la probabilidad de su éxito y reducir la probabilidad de fracaso.

  • En ocasiones las personas no se detienen a reflexionar qué pasaría si se perdiera parte del patrimonio debido a un accidente, a un fenómeno natural o a cualquier otro escenario.

  • Para proteger el patrimonio financiero se debe ahorrar, en diferentes formas: diversifique y distribuya su dinero en algunos negocios, acciones o inversiones de largo plazo.

  • Recuerde que muchas personas cuentan con un patrimonio, y saberlo administrar y cuidar depende en gran medida de ellos mismos y de sus asesores en seguros. Busque las formas de acrecentarlo y protegerlo, así los suyos estarán protegidos, en caso de un infortunio.
abril 22
Tips ahorro e inversión

Cuando una persona recibe un ingreso extra como el bono de la empresa, la primas, las cesantías, un buen negocio en el caso de los independientes, entre otros, es importante detenerse y observar qué puede hacer con éste: lo invierte, lo gasta o lo destina a pagar deudas.

Es necesario, antes de definir una meta y un plan de ahorro, cancelar las deudas. En este caso, una buena recomendación podría ser destinar parte del dinero a pagar tarjetas de crédito y otras obligaciones. El resto del dinero lo puede ahorrar para un objetivo específico. Este manejo del ahorro puede enmarcarse dentro de una correcta administración de las finanzas personales en cuanto al equilibrio y la planeación financiera.

¿Qué significa diversificar las inversiones?

Diversificar las inversiones es lo que en términos comunes se llama ‘no colocar todos los huevos en la misma canasta’. En el mundo financiero, diversificar las inversiones es repartir el dinero que se tiene para invertir en diferentes alternativas y tipos de activos, así como diferentes emisores. En términos generales, es tener varias inversiones y no una sola, de manera que se disminuya el riesgo general de la inversión y se pueda establecer correctamente la relación rentabilidad-riesgo que se quiera asumir.

Diversificar es el mejor camino y el más seguro en momentos de turbulencia. Un portafolio diversificado entre acciones, bonos, efectivo e inversiones alternativas, muestra los mejores resultados en momentos como los que vivimos y los que se avecinan.

Consejos prácticos para crear una disciplina de ahorro

  • Tenga siempre presente el propósito de su ahorro, esto le ayudará a posponer algunos gastos innecesarios por la consecución de lo que usted mismo definió como prioridades.
  • Cree un fondo de emergencia por el equivalente a 6 meses de ingresos. Este es el único fondo del cual usted debe retirar dinero cuando se le presente una emergencia. Un buen instrumento para guardar este dinero es un fondo común ordinario.
  • En la medida que haya ido liberando sus deudas, destine este mismo dinero para ahorro.
  • Cree un rubro en su presupuesto con el nombre de ahorro, en lo posible no debe ser inferior al 10% de sus ingresos.

¿Cómo determinar un monto de ahorro adecuado?

Determinar cuánto se recibe y en qué se gasta es definitivo para saber cuál es el excedente del que se puede disponer para ahorrar. Para realizar este presupuesto, es necesario realizar una lista con el mayor nivel de detalle sobre los gastos que se tienen usualmente en un mes y comparar el total de gastos con los ingresos recibidos, esto revelará si está dentro de sus medios, un excedente para ahorrar e invertir, o si está gastando más de lo que genera.

Después de conocer el monto que se tiene disponible, se debe determinar cuál es el porcentaje que se está dispuesto a ahorrar. Si por el contrario, se encontró que los ingresos actuales, son iguales o menores a los egresos y por esto no se está ahorrando, se debe empezar a estudiar detenidamente los gastos y se encontrará que algunos de ellos se pueden reducir o eliminar sin que por ello su vida vaya a cambiar en forma drástica.

Por lo general se recomienda que lo que se disponga para el ahorro sea entre el 10% y el 20% de los ingresos, pero más importante que el monto del ahorro, es la disciplina con la que este ahorro se hace. Esta conducta es más fácil mantenerla, si se le pone nombre propio al ahorro, ya que tener presente el propósito para el cual se está ahorrando, motiva al ahorrador.

Invertir está al alcance de todos

Una inversión no es asunto exclusivo de acciones o de personas con altos conocimientos. Inversión, en un sentido más amplio, es disponer en el presente de recursos para generar más valor y poder disponer de ellos en el futuro. Un inversionista puede ser alguien que compre un CDT. Sin embargo, el mercado financiero ha avanzado tanto, que cada vez más los inversionistas buscan portafolios sofisticados.

Un ejemplo claro es la "popularización" del mercado bursátil y la capitalización de empresas del Estado, las cuales se han convertido en oportunidades de acercar más al público a esta opción que se ofrece para mantener los ahorros.

Algunos de estos programas de venta de acciones se iniciaron con la llamada “democratización”, donde el Gobierno coloca mediante un proceso de enajenación, un porcentaje del valor de la empresa que le pertenece o, sin vender parte de la propiedad, amplía el capital y pone esa parte nueva a disposición del público, como en el caso de Ecopetrol.

De esta manera, las personas pueden comprar acciones por medio de fondos de inversión o directamente.

marzo 03
Los riesgos de las inversiones

Cuando pensamos en la palabra riesgo, la asociamos casi siempre con algo negativo. Lo mismo podría haber pensado Howard Schultz, fundador de los famosos cafés Starbucks cuando comenzó con sus ideas acerca de cómo redefinir una experiencia con respecto de un commodity llamado café.

Para los ejemplos de éxito existe un común denominador: las personas u organizaciones que han tenido éxito se han preparado para administrar los riesgos de sus emprendimientos. Pero ¿por qué algunas personas consideran que una inversión es riesgosa, mientras otras se animan a invertir? ¿Por qué algunos deciden comprar títulos valor a personas que han vendido los suyos al analizar información del mercado? En este punto entramos al terreno de lo que los científicos han definido como “La dimensión humana del mundo de las inversiones”.

La teoría de la dimensión humana del mundo de las inversiones afirma que los mercados de capital son el resultado de un conjunto de preferencias y sesgos que los actores generan basándose en su experiencia y valores personales.

Cuando un inversionista está construyendo su capital en una inversión, lo que está haciendo es asumiendo el riesgo de la misma y por ende, activará sus percepciones para determinar qué tan tranquilo o nervioso se siente la ubicar parte de su patrimonio en este vehículo financiero. Cuando se activan los sentimientos de la persona frente a la posible pérdida o la eventual ganancia que obtendrá, existen dos perfiles posibles en los que se ubicará:

Ultra conservador: Buscará estar ubicado en opciones que son o parecen seguras, por ejemplo, la mayor parte de la riqueza de los hogares está formado de activos que tienen poca o nula volatilidad, a costa de renunciar a obtener altos rendimientos.

Ultra agresivo: Este tipo de personas consideran que si existen opciones para ganar más rendimientos que el promedio del mercado, ellos lo lograrán tarde o temprano. Generalmente estas personas han tenido más experiencias de éxito que experiencias de fracaso, y en su mente ocurre un proceso de promediar las ganancias con las pérdidas.

Es importante comprender que entre estos dos tipos de inversionistas existen diferentes matices, pero en todos estos existe un factor crucial que todos los inversionistas sufren: El post arrepentimiento. El inversionista ultra conservador en el fondo tendrá un sentimiento que se repite ¿Será que estoy dejando de ganar más rendimientos por ubicar mis inversiones en estas opciones conservadoras?

Cuando este inversionista oye las fantásticas historias de amigos o colegas que llevan ganando ininterrumpidamente rendimiento por encima de los índices, en este momento el arrepentimiento opera. Lo que deben conocer los inversionistas, es que las personas generalmente cuentan sus historias de éxito, pero muy pocas veces cuentan sus historias de fracaso.

¿Cómo actúa un inversionista inteligente?

  • Comprende sus objetivos de vida y ha priorizado sus metas financieras para enmarcar la relación riesgo/retorno y ponerla a trabajar para su futuro.
  • Conoce su perfil de riesgo. Sabe cuánta es la rentabilidad que necesita para cumplir con su proyecto de vida y comprende que aunque puede ser seducido por promesas de rentabilidades jugosas, no todas son convenientes.
  • Comprende la magnitud de su patrimonio y sabe que si decide arriesgar en mayor proporción una parte de su capital, ésta debe ser una parte discrecional que no lo deje inválido financieramente.
  • Comprende las variables que pueden afectar a sus inversionistas y las analiza con su asesor financiero.
enero 18
Qué pasó en el 2015 y lo que viene para el 2016

Durante el 2015 la economía global estuvo enmarcada por una desaceleración del mundo emergente y un mejor dinamismo del mundo desarrollado. En Colombia, se vio afectada por una fuerte desvalorización del precio del petróleo que incidió de forma negativa en la dinámica de nuestras exportaciones, en el crecimiento de la inversión extranjera, en un deterioro de nuestras cuentas externas, en una fuerte devaluación del tipo de cambio, en un menor dinamismo de nuestras cuentas fiscales y, en general, en una desaceleración de la dinámica de crecimiento que traíamos años atrás.

La mayor devaluación del peso colombiano y el efecto adverso del fenómeno del niño impactó de forma negativa la inflación y, por primera vez en muchos años, el crecimiento de los precios se ubicó sustancialmente por encima de la meta oficial del Banco de la República.

En este sentido, el 2016 constituye un año de grandes retos para el país en materia de crecimiento, inflación, cuentas fiscales y cuentas externas. En términos generales se espera que el crecimiento económico esté jalonado desde un punto de vista de oferta por un favorable desarrollo de la construcción y una relativa estabilidad en el sector de servicios. Por su parte, el sector minero energético continuaría registrando una desaceleración y la industria mostraría un crecimiento neutral. Desde un punto de vista de demanda, la inversión en infraestructura mostraría una favorable dinámica, la demanda privada registraría una leve desaceleración, al igual que el gasto público.

Se espera que la inflación converja paulatinamente hacia niveles cercanos al 4% aunque es probable que al cierre del año, se ubique levemente por encima de la meta oficial. Se espera que para el próximo año, las cuentas externas puedan mejorar levemente, lo que podría darle mayor soporte al tipo de cambio local, no obstante, las cuentas fiscales seguirían registrando un deterioro lo que imprimiría volatilidad en los mercados de renta fija local.

Finalmente, el menor crecimiento económico podría reflejarse en un deterioro de los resultados corporativos de las principales empresas que cotizan en bolsa lo que podrían mantener bajos niveles de liquidez en renta variable local.

En síntesis, durante el 2016 la volatilidad en los principales mercados se mantendría, pero precisamente esta volatilidad brindaría interesantes oportunidades de mercado, que seguirían generando valor a los portafolios.

noviembre 13
El mundo de los inversionistas – Los vehículos de inversión

En los últimos años de globalización y desarrollo tecnológico, los mercados de capitales se han desarrollado de manera significativa. Así mismo, los mercados locales han creado productos sofisticados y los inversionistas han tenido la oportunidad de expandir sus fronteras. Lo anterior, le exige al inversionista latinoamericano la ampliación de sus conocimientos sobre los procesos de inversión, y por supuesto, de sus principios básicos que son los vehículos de inversión.

Antes de comenzar a desarrollar los vehículos de inversión, debemos definir y diferenciar dos conceptos: Invertir y Ahorrar.

Ahorrar: Es un proceso netamente acumulativo, donde en la mayor parte del período del ahorro, el capital permanece fijo, sin crecimientos ni decrecimientos fuertes, dándole al ahorrador una tranquilidad relativa, dado que el saldo de su cuenta no varía drásticamente. Si bien se asumen menores riesgos, también disminuyen las posibilidades de incrementar el capital.

Invertir: Cuando se invierte un capital, se pueden obtener ganancias o pérdidas sobre el mismo. Sin embargo, con una planificación adecuada y la asesoría de un experto, se puede alcanzar rentabilidad.

Las personas, que eligen solo ahorrar su dinero, suelen hacerlo a través de productos poco volátiles, y obviamente, con menores niveles de rentabilidad. Las personas que buscan invertir deben ubicarse en vehículos de inversión apropiados para optimizar su capital de acuerdo a su relación riesgo/rentabilidad.

Hablando primero de los vehículos de ahorro, los más importantes en el sector financiero colombiano son:

Cuentas de ahorros bancarias: Son el clásico vehículo de ahorro. Con una de las rentabilidades más bajas del mercado, son instrumentos que permiten guardar el dinero en un banco, y tenerla disponible en cualquier momento.

CDT (certificados de depósitos a término): Cuando un individuo adquiere un título CDT, está colocando su capital a muy corto plazo, y los riesgos que está asumiendo son: el riesgo de liquidez, el riesgo emisor y el riesgo sistémico, en este caso no diversificable.

El riesgo de liquidez significa que la institución financiera se compromete a devolver el capital más sus rendimientos en las condiciones pactadas en el CDT, y si el ahorrador necesita con anticipación estos recursos, debe negociar el CDT para adquirir su liquidez. El riesgo emisor, es la posibilidad que la institución financiera incumpla el pago de las condiciones pactadas en el CDT. El riesgo sistémico no diversificable, está asociado con las coyunturas económicas del sector financiero y del país en donde opera la institución financiera.

Fondos de corto plazo (FCO): Son fondos que recaudan recursos de los ahorradores, e invierten en estrategias financieras con un nivel de liquidez óptimo. Dentro de estos fondos podemos encontrar los fondos comunes ordinarios (FCO), o los denominados Monkey Markets en Estados Unidos. Dentro del argot financiero estos instrumentos se denominan como “Equivalentes de Efectivo”.

Los errores más frecuentes

Frecuentemente los ahorradores se dejan seducir por ofertas de rentabilidades jugosas en el corto plazo. El ahorrador debe conocer que en la teoría financiera, a mayor riesgo, mayor rentabilidad.

Un ahorrador está acostumbrado a obtener liquidez inmediata de capital y por esto, está dispuesto a obtener menores rendimientos que los que invierten en el mercado de valores. El ahorrador debe conocer cuáles son los límites de un instrumento de ahorro y cuándo está listo para navegar en los mercados de inversión.

Dentro de los vehículos de inversión encontramos los títulos de deuda emitidos por organizaciones (instituciones financieras, gobiernos y empresas entre otros), y que generalmente se conocer como bonos. Así mismo están las acciones corporativas, y las denominadas inversiones alternativas como oro, inmuebles y arte.

Títulos de deudas: Generalmente son los denominados bonos corporativos, bonos gubernamentales o CDT a plazos mayores de 108 días. Son un préstamo que le hace el inversionista a la entidad emisora.

Estos títulos de deuda tienen un plazo definido, una forma como el emisor se compromete a pagar los intereses (mes vencido, semestre vencido, año vencido etc.), y una tasa de interés pactada (variable o fija). En los mercados internacionales, la tasa denominada “cero riesgo” es la de los Títulos del Tesoro de la Reserva Federal de los EE.UU. En Colombia, el título de deuda denominado “cero riesgo” es el TES, o título de tesorería del gobierno nacional.

Acciones de compañías: Las acciones de empresas son participaciones patrimoniales que obtienen los inversionistas, y les dan derechos sobre los resultados financieros de la empresa, dependiendo del porcentaje que este posea. Los riesgos que un inversionista enfrenta cuando invierte en acciones, son prácticamente los riesgos asociados a la operación de la compañía en la cual invierte.

Inversiones alternativas: Son vehículos de inversión que buscan activos diferentes a los bonos y las acciones. Estas inversiones son negociadas en mercados estructurados para ello como por el mercado del café, de finca raíz, de arte etc.

Los errores más frecuentes

El inversionista generalmente no tiene claro el plazo al cual está invirtiendo, entonces la gestión de las inversiones no tiene una meta sobre la cual trabajar, y cualquier rentabilidad es buena, pues el objetivo no fue definido.

También sucede que el inversionista se pone metas poco realistas, y si asume éstas sin la asesoría de un profesional que lo aconseje, estará navegando sin brújula en mercados altamente sofisticados.

En el mercado de valores, el inversionista inteligente se asesora. Muchas veces desea tomar decisiones a corto plazo, y en la mayoría de los casos suelen equivocarse. En el argot financiero esto se denomina “tendencias al trading”.

Consejos prácticos

  • Antes de hacer una inmersión en los mercados financieros, defina claramente cuáles son sus niveles de liquidez, y qué activos tiene que sean fácilmente convertibles en efectivo.
  • Busque un vehículo óptimo de administración de efectivo. No le exija al vehículo de efectivo rentabilidades jugosas, pues no es la naturaleza de estos instrumentos.
  • Conozca su grado de aversión al riesgo, para ello hay personas y tecnología a su alcance.
  • No se deje influenciar por fabulosas experiencias financieras de conocidos y amigos, analice muy bien las opciones que el mercado le ofrece, tome una decisión basada en información.
  • Conozca a qué plazo está invirtiendo. Si usted es de los que dice “invierto para ganar” debe reflexionar acerca del plazo con el que cuenta para ver esa ganancia reflejada en su capital.
  • Diversifique y sea consiste con su estrategia de inversión.
  • No confunda el ahorro y la inversión. Usted ahorra para mantener un capital que le permitirá tener la estabilidad suficiente para comenzar a invertir.
1 - 10Siguiente
Acerca de este blog
No, en realidad esta no es mi foto. Todavía no actualicé esta sección. Sin embargo, es bueno saber que alguien está leyendo cada palabra. ¡Gracias!